Teatro

Rose  

Dramaturgia: Martin Sherman  

Dirección: Agustín Alezzo

por Susana Weingast

Abril 2009

 

“Rose”, con dramaturgia del autor norteamericano Martín Sherman , traducción de Cristina Piña y dirección de Agustín Alezzo, se representa en el Teatro DEL NUDO en  su segunda temporada en la ciudad de Buenos Aires.

Rose (Beatriz Spelzini), en este unipersonal nos asoma a la existencia de una octogenaria mujer judía nacida en una pequeña aldea de Ucrania a principios del siglo XX , que en los últimos años de su vida es dueña de un hotel en Miami Beach..

Este unipersonal, narrado en tiempo actual, está plagado de sus confesiones, recuerdos y relatos que abarcan los hechos más significativos de un siglo violento, atravesado por la guerra y el dolor, sin perder nunca el humor que es su tabla de salvación para superar lo terrible de su vida. En ocasiones es satírico o agrio, como forma de  poder enfrentarse con su pasado, con ironía y con un intenso deseo de sobrevivir aun a costa de cualquier cosa.

Toda una serie de acontecimientos mundiales sucedidos a lo largo de su vida, tales como los horrores del nazismo, la miseria de la guerra,  su llegada a América y finalmente la situación de Israel y el conflicto con Medio Oriente son relatados a través de su monólogo. Su narración le permite relatar  la verdadera historia de Alemania y de Israel y del barco "Éxodo" en manos de los ingleses.  

Hay en su relato mucho de historia personal y de su círculo más intimo, algunos que lograron sobrevivir y otros muchos que ya no están. Es una historia que merece ser narrada y compartida por quienes han franqueado situaciones similares, tan terribles durante la segunda guerra mundial.  

Con tono satírico, a veces risueño, siempre con una moraleja final de lo acontecido, es la biografía de una sobreviviente del nazismo, del odio, del guetto, del hambre, del horror, del exterminio.

La escenografía y el vestuario de Marta Albertinazzi permiten que no se desvíe la atención y se pueda centrar la historia en el relato mismo, un banco y una mesita pequeña y unos cuantos objetos como un par de anteojos, una vela, fósforos, una jarra con agua, un vaso y un pastillero.

El vestuario, una pollera y saco celestes, una remera lila y zapatos marrones demuestran claramente que es una mujer anciana, que aprendió lo que es la resignación a lo largo de ese camino.

La música de Diego Vainer y el diseño de luces de Omar Possemato.  

Bebiendo agua a intervalos cortos, se la ve lúcida a sus ochenta años, locuaz, dispuesta a la broma y libre del escepticismo característico de quienes por haber vivido intensamente creen estar de vuelta de todo.

Sus gestos y movimientos no son en demasía las expresiones típicas judías tan arraigadas en su etnia; el constante acomodo de sus prendas de vestir, el temblequeo en sus manos, denota el estado de nerviosismo que denota lo impactante de su narración.  

Beatriz Spelzini con una actuación sentida, y sufrida,  con gran facilidad atraviesa distintos estados de ánimo, mostrándonos la psicología de una sobreviviente y también la parte histórica que nunca debe ser olvidada. ©

Susana Weingast

swartex@gmail.com

info@artexpresion.com

*********  

Copyright© 2009 – El copyright pertenece a Susana Weingast.Todos los derechos reservados.

Permitida su reproducción parcial o total, sólo con el nombre de su autora y su correspondiente aviso a la misma  

 

©Fotos Cortesía: Norma Darienzo

 

***********

 

Susana Weingast - Beatriz Spelzini

 


 

 

 Index

 

Al indice Criticas y Comentarios

 

 

info@artexpresion.com