OTELO

 

De William Shakespeare

 

Adaptación: Raquel Carrio

Dirección: Lilliam Vega

 

Por Susana Weingast

 

Julio 09

 

"Otelo" de William Shakespeare con adaptación de Raquel Carrio y dirección de Lilliam Vega, participa en el XXIV Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami . Cabe destacar que esta obra es la culminación del Programa de Entrenamiento Profesional del Teatro Prometeo del Miami Dade Collage que comenzó hace dos años.  

William Shakespeare (1564- 1616) es considerado uno de los mejores dramaturgos de la literatura universal del siglo XVIII. A partir de 1600 publica las grandes tragedias y las llamadas «comedias oscuras».

Otelo es tradicionalmente concebida como un drama de celos, de simulación, mentira, ambiciones, envidias y maldades.  

Esta puesta en escena es una versión adaptada de un solo acto de este conocido drama; con una peculiar escenificación y magnífica puesta los personajes hablan un agiornado lenguaje hispano más contemporáneo y con algunas variantes. 

Los grandes temas son tratados en las obras de este período con los acentos más ambiciosos, sin embargo lo trágico surge siempre del detalle realista o del penetrante tratamiento psicológico de los personajes que induce al espectador a identificarse con ellos:  Hamlet refleja la incapacidad de actuar ante el dilema moral entre venganza y perdón; Otelo, la crueldad gratuita de los celos; y Macbeth, la cruel tentación del poder.

Otelo transcurre  durante el carnaval de Venecia.  Esta versión está plagada de poesía y originalidad, se desarrolla en una atmósfera atemporal, con contrastes bien definidos en las personalidades de bondad o maldad; ingenuidad y perversidad, manipulación mal intencionada, intriga, amor y celos.    

Un ambiente onírico de máscaras y de símbolos, trajes fastuosos de la época con túnicas y paños divisorios enriquecen el movimiento de la escenografía.  

El escenario se llena de esos personajes múltiples y se produce un coro popular y simbólico con una música de fondo sugerente que envuelve todo en una atmósfera de presagio y muerte.  

El elenco de actores y el nivel de actuación es muy bueno. Se destaca la labor de Yago, Gustavo Mejía en el especial personaje de intrigador, con bien estructurados matices de escenografia. La actriz Rocío Carmona se desempeña en varios personajes con perfecta dicción. Luis Nalero tiene a su cargo  el importante personaje de Otelo, el celoso; Christian Gabor es Rodrigo y Elizabeth Ferri cubre el rol de Cosio. Desdémona es María Eugenia Rodríguez; Lucas Ackerman en varios personajes y Gina Manjares con la sensualidad de Blanca.   

Esta versión de Otelo, así entendida, resultó una maravilla visual para el espectador: su escenografía con cuadros visuales sorprendentes y creativos, con luces focales y móviles; su música y sonido acordes a la puesta y un vestuario excelente, lo que  hace considerar a “Prometeo” como una de las Escuelas Universitarias más serias, con producciones de gran calidad que preservan las obras clásicas como un tesoro cultural en la enseñanza del teatro hispano. ©

  Susana Weingast

   swartex@gmail.com

info@artexpresion.com

 

      **************

C opyright© 2009 – El copyright pertenece a Susana Weingast.Todos los derechos reservados.

Permitida su reproducción parcial o total, sólo con el nombre de su autora y su correspondiente aviso a la misma  

 

*************

 

 www.teatroavante.com  

 

(C) Fotos cortesía Teatro Avante  www.teatroavante.com  y Maribel Díaz

 

 

 

 


 

 

Index

 

A Indice Criticas y Comentarios

 

info@artexpresion.com