Teatro  

LA PECADORA

 Dramaturgia: Adriana Genta

Dirección: Lorenzo Quinteros 

por Susana Weingast

Abril 2009

 

“La pecadora” de Adriana Genta con dirección de Lorenzo Quinteros se representa en el Teatro del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

La obra  relata  los últimos años de la vida de Delmira Agustini ( 1886-1914) extraordinaria poetisa uruguaya muerta trágicamente  a los 27 años. 

La breve historia de Delmira está movida por intensas pasiones expresadas en una obra ardiente y sensual y en sus maravillosos poemas  que sorprendían a sus contemporáneos provocando tanto el rechazo como una ferviente admiración.  

Su vida se desarrolló dentro de un ambiente familiar destacado por excesivos mimos y adulaciones y  con una marcada descripción de las diferencias entre distintas escalas particulares de valores sociales.  

Ella fue la niña de la casa de una familia emocional, con la peculiaridad que ella era superdotada en cuestiones de la lírica, los pensamientos y las emociones; solía  redactar de noche, a la luz de una vela y también mientras tocaba el piano se la veía escribir apresuradamente un verso o un poema entero.

Es impecable la actuación de todos los personajes: Delmira ( Romina Moretto) con movimientos y relatos atragantes y sumamente seductora y  su madre, culpógena y esquizofrenizante, ( Lina  de Simone). En los papeles masculinos se destacan el esposo, Enrique Reyes ( Ezequiel Campa) y Manuel Ugarte ( Alejandro Sánchez Olea).

La escenografía y el vestuario de Gabriela A. Fernández son excelentes. Muy buena la música de Rick Anna y el entrenamiento corporal magníficamente diseñado por Melanie Alfil, la asistencia de dirección es de Mariana Gianella.

Pero su vida interna, sus poseídos desvelos, su sexualidad desbordante, su sensualidad y la muerte denotan que su vida plena de poesía pasará fugazmente, pero con gran intensidad.

La violencia, coronada por la muerte, ha tenido en la obra una magnífica resolución creativa y poética.

Es una historia de amor atrapante, con magníficas actuacione, intensas e impactantes El espacio escénico, la dirección, las luces y  los sonidos, hacen de esta obra plena de conflictos una reliquia poética de gran calidad.©

Susana Weingast

swartex@gmail.com

info@artexpresion.com

*********  

Copyright© 2009 – El copyright pertenece a Susana Weingast. Todos los derechos reservados.

Permitida su reproducción parcial o total, sólo con el nombre de su autora y su correspondiente aviso a la misma    

 

*******

  www.lapecadora.blogspot.com 

Fotografía Cortesía Prensa: Laura Castillo
Castillo Arango  

www.castilloarango.com.ar

prensa@castilloarango.com.ar

********

 Lina de Simone,Susana Weingast y Romina Moretto 

Ezequiel Campa - Susana Weingast 

*********

A MODO DE COMENTARIO

Delmira Agustini ( 1886 - 1914 )


http://www.damisela.com/literatura/pais/uruguay/autores/agustini/

Delmira Agustini fue la más destacada poetisa del Modernismo. Exuberante prestigio para cualquier escritora. Pero no para la crítica de Rubén Darío. El gran maestro la elevó hasta la cúspide de la literatura española. La comparó con Santa Teresa. En Pórtico, Rubén Darío la proclama como la única en expresarse como mujer.
Agustini, con el apoyo de su compatriota María Eugenia Vaz Ferreira, abrió las puertas a la poesía femenina. Cierto que tenemos el orgullo de tener sobre pedestales bien merecidos a varias notables escritoras que deleitaron nuestra literatura antes que ella. Pero esta joven uruguaya ignoró las barreras y narró sus sentimientos tal y como los sentía.
Inadvertidamente - ¿quizás? - logrando lo imposible, la igualdad del género sin competir con el sexo opuesto.Fascinación causó en sus lectores, entre los cuales se encontraban los más notables escritores en boga. A pesar de su extremado erotismo no existe una sola desfachatez ni vulgaridad en sus obras. Su forma y expresión poética es considerada a la par con la de los más distinguidos modernistas, los cuales se esforzaban al máximo por alcanzar la perfección. La musicalidad de sus versos también es obra de admiración. Y con respecto a la espiritualidad en la sensualidad, bueno, ahí Agustini se encuentra muy aventajada en una clase por sí sola.
Estudios de sus cuadernos prueban el esmero que desarrollaba en la purificación de sus obras. Su diversificación y proliferación también son destacables. Razones por las cuales han habido muchos entendidos en la materia quienes han afirmado que si hubiera tenido la oportunidad de madurar su talento unos escasos años más, hubiese matizado los ensueños de los ángeles.

 


 

 

 Index

 

Al indice Criticas y Comentarios

 

 

info@artexpresion.com