Soledad, ¿quién te acompaña?   

Compañía Teatro Nacional de Costa Rica

 

 

El XXII Festival Internacional de Teatro Hispano, marca el regreso de Costa Rica al evento de Miami.  

Con este ambivalente titulo: soledad, como aislamiento y abandono y Soledad como nombre del personaje, asistimos a la representación de la obra dramática escrita por la actriz María Silva, e interpretada por ella misma y  Gladys Catania, bajo la acertada dirección de Mariano González.  

Paradójicamente quienes representan a Costa Rica son rioplatenses: una uruguaya y una argentina, emigradas de sus países hace muchos años, que aportan sus conocimientos a la cultura costarricense.  

María Silva de Uruguay, es actriz, dramaturga, guionista  de radio y televisión, autora de 16 piezas de teatro, con 35 años de carrera; parte primero rumbo a México y luego a Costa Rica donde reside hace 20 años. Con esta obra ha obtenido el Primer Premio del II Concurso Nacional de Dramaturgia de Costa Rica en el 2005.  

Gladys Catania, actriz de gran trayectoria y profesionalismo, es nacida en Argentina, de donde emigró hace muchos años, y radicada en Costa Rica.

Ese país no es muy conocido en el extranjero por su labor escénica, ni artística en general, por tanto, la visita del Teatro Nacional de Costa Rica en Miami era muy esperada.  

Dos únicos personajes, Soledad (María Silva ) la sobrina y su tía Catalina (Gladys Catania) esta última, en un papel cargado de ambivalencias hace lucir su profesionalidad, mostrando desenvoltura al pasar  por diferentes etapas anímicas.

Es un placer ver una excelente obra teatral tan bien dirigida y tan bien interpretada, por excelentes actrices.  

La tía Catalina, viuda, suegra detestada por las nueras, abandonada, sin otro sitio a dónde ir si la casa se vende;  Soledad la sobrina cuarentona, sin marido ni descendencia y sin saber qué realmente desea hacer de su vida y su futuro, plantea que quiere vender la casa que es el símbolo de su “herencia familiar.”  

El principio es confuso, quizás demasiadas interrogantes y  se plantean a lo largo de la obra, recuerdos y cuentas pendientes que se remonta a la infancia y a la vida familiar, y como único nexo  la casa que es lo que perdura, los ladrillos que cobijaron tantos secretos es el símbolo del pasado familiar.  

Soledad quiere oir verdades de sus recuerdos de adolescencia, su tía prefiere estar inmersa en su mundo ilusorio y secreto y callar verdades que oculta, para que todo haga parecer que son una familia “normal”.  

Los  caracteres de los dos personajes, están muy bien definidos, al ser tan precisos arquetipos; los acontecimientos se van desarrollando y revelando uno tras otro, logrando así que el espectador se  identifique ya sea con la tía o con la sobrina.  

Allí van saliendo a la luz los secretos familiares: mentiras, verdades inconfesables, traiciones, abandonos y tantas otras situaciones que llevan al espectador a involucrarse con el conflicto-historia en una de las dos posturas.  

Quizás todo lo que se plantea puede suceder en cualquier familia, a las que suele llamarse familias “perfectas” y cuando se sacan los trapitos al sol, se descubre que no son tan perfectas como parecen.

La escenografía combina muebles antiguos y otros más modernos, biblioteca y escritorio con muchos papeles, ya que Soledad es maestra de literatura y por el otro lado, la cocina que da libertad de movimiento a las actrices.  

En este devenir de monólogos, vamos conociendo las emociones que cada una sufre en su realidad solitaria, proyectando en la sociedad el desplazamiento de las personas de la tercera edad y la falta de amor filial, la incomprensión y el abandono que crece y se multiplica y al mismo tiempo se desmembra por la intolerancia y la incomunicación. © 2007  

                             Susana Weingast

                            sweingast@gmail.com

 

 

***************

 

Copyright 2007  - Vilma Muises - Reservados todos los derechos.

Permitida su reproducción total o parcial, sólo con el nombre de la autora y su correspondiente aviso a la misma.   

(C) Fotografía cortesía Teatro Avante


 

 

 Index

 

Al indice Criticas y Comentarios

 

info@artexpresion.com