CONVERSACIÓN EN LA CASA STEIN…

Conmovedora confesión de amor

 

 

por Vilma E. Muises

Teatro 8 – Octubre 2008

 

Conversación en la casa Stein sobre el ausente señor von Göthe, del famoso dramaturgo contemporáneo Peter Hacks, fue puesta en Teatro 8 por solo dos fines de semana.

 

Hacks fue discípulo dilecto de Bertolt Brecht; tal vez el único de los epígonos que, como dramaturgo y como poeta lírico, llegó a aproximarse al nivel del maestro.

 

La obra en sí es un monólogo de la señora Charlotte Stein sobre su relación con el poeta  Goethe. La señora Stein explica, justifica, critica a su amante frente a su marido, que no se le ve en escena y no replicará ni dirá palabra alguna. Pero sí se escuchará la voz en off del amante, ejecutada por el gran actor Roberto Perdomo

 

La esposa infiel no solo hablará de su querido sino también de una sociedad hipócrita y a la vez cómplice. Sobre el poeta denuncia su mal carácter, groserías, inseguridades y miserias. Habla del juego del amor y del sentimiento que la lleva a abandonar a su amante. Pero la esperanza y su propia ansiedad están presentes en todo momento y es el final realmente doloroso.

 

Una pieza interesante que obliga al espectador a seguir atentamente la confesión, romántica, conmovedora, a veces sarcástica de una mujer enamorada. Es un amor unilateral que debe clasificarse como un monólogo del desengaño.

 

Susana Pérez, esta gran actriz versátil, es la señora Stein. Sobria en sus modales, expresiones y postura. El parlamente es extenso y fuerte. La voz, la compostura del personaje, los sentimientos que se manifiestan en su tesitura gestual, nos hablan de una actriz consumada, que domina el escenario con su sola presencia. No hay dudas ni titubeos. Es la dueña de la escena. Con una inflexión de voz excelente capaz de jugar con ella hasta en los más mínimos detalles.

 

A solo algo más de un año de llegar de Cuba, esta extraordinaria señora de las tablas nos deleita nuevamente con un personaje impecable.

 

La puesta en escena del director argentino Miguel Pittier; producción de  Teatro Cómplice y la dirección general de Jorge Lorenzo hacen posible esta realidad en Miami.

 

Un entorno escenográfico sobrio: vestuario acorde a la época; música y diseño de luces y sonidos, complementan este unipersonal en cuanto al disfrute del espectáculo.

 

Presentaciones como esta nos hacen sentir que Miami está creciendo y que cada vez más el público se regocija con la calidad del buen teatro.

 

Vilma E. Muises

vilmamuises@yahoo.com

 

 

 

 ***********

 

Copyright 2008  - Vilma Muises - Reservados todos los derechos.

Permitida su reproducción total o parcial, sólo con el nombre de la autora y su correspondiente aviso a la misma.   

 

(C) Fotos cortesía: Teatro Cómplice

http://designartdecor.blogspot.com/2008/04/teatro-complice.html

 


 

 

 Index

 

Al indice Criticas y Comentarios

 

info@artexpresion.com