Pagina nueva 1

 

 

CARTAS DE AMOR

De A.R.Gurney

 

por Vilma E. Muises

Teatro Riviera – Noviembre 2008

 

En el teatro moderno se ha impuesto por lo general la orientación naturalista, en que el actor por medio de adquisición de técnicas corporales y psicológicas y del estudio de sí mismo y del personaje, procura recrear en escena la personalidad de éste. 

No puedo comenzar el comentario de esta obra que, lamentablemente fue programada solo para dos fines de semana, sin antes hablar de la gran protagonista femenina: Susana Pérez.

Desde que llegó a Miami, casi un año atrás, esta sutil actriz, brillante y convincente en todo lo que realiza, no ha dejado de trabajar y de regalar al público de Miami estupendas actuaciones que engrandecen la calidad de esta ciudad. 

He seguido sus pasos desde “Tengamos el Sexo en Paz”, unipersonal; continuó con  “Regreso a Casa”, donde desarrolla el papel de Mabel;  “Conversación en la casa Stein sobre el ausente señor von Göthe” unipersonal del famoso dramaturgo contemporáneo Peter Hacks y por último, cerrando este año tan fructífero para el teatro contemporáneo y para los espectadores que gozamos del mismo, Susana Pérez nos ofrece “Cartas de Amor” del autor A.R. Gurney, esta vez en la Sala del Teatro Riviera de Miami.   

Dos protagonistas que desarrollan sus actuaciones a través de la lectura de cartas que reciben uno del otro. Todo está encerrado en el juego corporal y de la voz, por lo tanto posee un gran valor psicológico, en tanto que es una herramienta o forma de introspección. 

Esta utilización extra-cotidiana del cuerpo y de la mente constituye la técnica del actor. Cada uno ubicado en los extremos del escenario; él frente a su escritorio de hombre opulento y ella en un lujoso sillón de estilo. Así se devela la historia de amor de estos dos seres; historia de encuentros y desencuentros, sueños a medio realizar y amistad de toda la vida. Cuarenta años donde el destino no los separó jamás, pero tampoco lo unió. El amor es un amor de niño-adolescente-adulto, cumpliendo un sueño eterno, concreto y etéreo, real e imaginario hasta el punto de correr a través del tiempo. 

Buena es la actuación del actor mexicano Gabriel Porras en la impostación de la voz y en su postura. Realmente han formado una pareja que se complementa a través de la lectura y que sacude el corazón, especialmente la segunda parte, donde los dos muestran mayor confort y relajamiento. Una extraordinaria historia de amor que conmociona al espectador. 

El director de esta puesta en escena, el joven Glauber Barceló ha realizado un trabajo firme y sin dudas sobre la psicología de los personajes. 

Un punto más para Miami y el desarrollo de presentaciones como esta, que tanto necesita nuestra ciudad. 

Vilma E. Muises

vilmamuises@yahoo.com

 

 

 ***********

 

Copyright 2008  - Vilma Muises - Reservados todos los derechos.

Permitida su reproducción total o parcial, sólo con el nombre de la autora y su correspondiente aviso a la misma.   

 

(C) Fotos cortesía: Teatro Cómplice y Maribel Díaz

 

www.rivieratheatermiami.net

 

 

*************

Jorge Lorenzo, Susana Pérez, Susana Weingast

 

 

Gabriel Porras, Susana Perez, Susana Weingast y el Director Glauber Barceló

 

 


 

 

 Index

 

Al indice Criticas y Comentarios

 

info@artexpresion.com