Canción de cuna para un marido... en coma

 De Roberto Lumbreras Blanco,

Por Susana Weingast

 

“Canción de Cuna para un marido en coma” con la adaptación y dirección de Lía Jelín se representa  en la reinaugurada Sala Luisa Vehil  (Salón Dorado)  del Teatro Cervantes de la ciudad de Buenos Aires, Argentina.  

Escrita por el español Roberto Lumbreras Blanco, cuyas obras han trascendido las fronteras de su país con gran éxito, se representa en un acto y tiene la capacidad de mostrar la frustración femenina.  

Durante más de una hora, Ana María Cores, actriz y cantante extraordinaria, interpreta a  Verónica, con una entrega física y emocional que dotan al personaje de vitalidad y ductilidad. 

En el transcurso de la acción va hilvanando concesiones, deseos y traiciones: nos cuenta  sus íntimos pensamientos y sus sentimientos, falsos y enfermizos. Su esposo, un afamado actor, hace 10 años que ha quedado en  estado de coma vegetativo.  

En su monólogo, Verónica nos va narrando, mientras atraviesa diversos estados de ánimo, las peripecias por la que ha pasado para poder mantenerlo en ese estado tantos años.  

La obra sorprende por la capacidad de relato,  es un ir y venir de sentimientos que requieren una gran capacidad actoral para transitar entre el drama y la comedia. La actriz, que se luce en su actuación, confiesa a su marido, que no  puede oirla, detalles íntimos de amor-odio y resentimiento, plagados de irónica comicidad.  

La escenografía y vestuario pertenecen a Alberto Bellatti. La acción transcurre en una sala de terapia intensiva instalada en un lujoso palacio. Las sábanas de color violeta, los candelabros, los petit muebles  y el entorno lujoso de  la sala teatral en que se representa apoyan al vestuario utilizado.  

La iluminación  pertenece a Alejandro Le Roux y la asistencia de dirección es de Silvina Rodríguez.  

Lía Jelín,  profesional de amplia trayectoria, realiza con maestría la dirección y elaboración  de la dramaturgia. Nada queda librado al azar, con inteligencia, conocimiento e intuición, en cuanto al tema de la mujer abandonada, realiza la perspicaz y ágil puesta donde el monólogo sorprende a cada paso; realiza los cambios de vestuario oportunamente, logrando que el espectador no pierda ningún detalle y va hilvanando los diversos estados de ánimo  de manera impecable.  

Susana Weingast

swartex@gmail.com

 

Lía Jelín y Susana Weingast

**************

Copyright© 2008 – El copyright pertenece a Susana Weingast.Todos los derechos reservados.

Permitida su reproducción parcial o total, sólo con el nombre de su autora y su correspondiente aviso a la misma

(C) Fotos cortesía  Teatro Nacional Cervantes- TNC

www.teatrocervantes.gov.ar

***********

A MODO DE COMENTARIO

Roberto Lumbreras Blanco (Segovia, 1963)

Es licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Valladolid, Recibido el premio “Alejandro Casona” por su primera pieza dramática Hasta que la boda nos separe.

Fundó la revista universitaria Alrededor y colaboró en la prensa regional hasta 1984.
Tras un largo paréntesis alejado de la escritura, debuta en la escena profesional con la comedia en tres actos Hasta que la boda nos separe (Premio Alejandro Casona 2001), a la  que han seguido otras diez obras dramáticas: Amor “interruptus”, El mes de la Gioconda , MATRIOSKA, Habitaciones divorciadas, 2004-Nana para despertar a un amante, Muy cerca en la noche, Momento Estelar, Perfecta XX-100 y ¡LENCERÍA! (Comedia musical).
. Le siguieron Amor interruptus, El mes de la Gioconda , Habitaciones divorcias y Muy cerca en la noche entre otros títulos. Obras siempre estrenadas con éxito y traducidas al inglés y al francés.

www.robertolumbreras.com


 

 

 Index

 

Al indice Criticas y Comentarios

 

info@artexpresion.com