¡AY, CARMELA

Ljubljana City Theatre – Lkbljana , Slovenia  

por Vilma E. Muises

 

El escritor español José Sanchis Sinisterra, ha recibido en un emotivo acto, el día 19 de julio, en el transcurso del XXIII Festival Internacional de Teatro Hispano en Miami, el Premio a Una Vida de Dedicación a las Artes.  

Es precisamente de este dramaturgo, autor y director teatral, la obra que comentaré, ¡Ay Carmela! creada en el 86 y estrenada un año después. Según las propias palabras de su creador “… no podía yo ni imaginar que estas palabras resonarían, con acentos muy diversos, en horizontes tan dispares como Uruguay, Turquía, Suecia, Brasil, México, Alemania, Cuba, Inglaterra, Argentina, Bosnia, Francia, Chile y un largo etcétera.”  Y entre los etcéteras debemos contar Miami, USA.  

¡Ay Carmela! viene representada por la compañía Ljubljana City Theatre, de Ljubljana, capital de Slovenia, país que entró en la Unión Europea en el 2004. Los actores Karina Komljanec, como Carmela y Gaspar Tic como Paulino, su esposo.  

Una  pareja de comediantes que actúan para los Republicanos, viajan para Valencia y en el camino son apresados por los Franquistas. Estamos en plena época de la Guerra Civil Española, uno de los conflictos que marcó fuerte el inicio del siglo XX. 

La actuación de los dos actores es, sin duda, muy buena. Presentan una comicidad contagiosa y hablan hacia un público imaginario. No guarda la historia lineal, sino que al principio Paulino habla con Carmela muerta. A medida que los acontecimientos suceden, entendemos el motivo de su desaparición, la rebeldía de la mujer por no querer hacer una escena bufa frente a los condenados.  

El hecho de que la obra está traducida al esloveno, por Igor Lampret, pero se presentó con subtítulos en español, hace que el espectador pierda la frescura y la espontaneidad de los diálogos. Confieso que hubo momentos en que la historia se desvanece por tener que prestar atención a lo escrito y lo actuado. La importancia de estar interiorizada con el tema y haber visto la magnífica película de Saura, me ha ayudado con la interpretación de lo actuado. Tanto Karina como Gaspar representan con gran frescura la pareja que forman; él interesado en cumplir con los requisitos, esperanzado con la libertad y sin pudor a la hora de utilizar a la bella Carmela como anzuelo o enganche en el público. Pero Carmela es la que no se calla, la que se niega a la ignominia obligada y esa rebeldía lleva la pantomima a una tragedia.  

Una historia con comicidad trágica, llevada con soltura y frescura, y la espontánea actuación muy bien complementada en la pareja de los dos actores.  

La escenografía, como el ruedo de un circo a cargo de D. Leventic. El brillante diseño de vestuario de Mateja Benedetti, se destaca por su colorido al igual que las luces de Brane Sulc.       

Mare Bula es el director de ¡Ay, Carmela! que le impone un ritmo ágil, sin grandes pausas, que mantiene al espectador atento y en espera de los acontecimientos.  

Un gran esfuerzo para una compañía extranjera, lidiando con su propio idioma frente a un público de mayoría latino, pero que lograron llegar con su espontaneidad y el drama escondido entre lo ridículo y lo excelso.

 Vilma E. Muises

vilmamuises@yahoo.com

 ********

 

Krin Komljanec, Susana Weingast, Gasper Tic

 

Susana Weingast - Gasper Tic

 ************ 

Copyright 2008  - Vilma Muises - Reservados todos los derechos.

Permitida su reproducción total o parcial, sólo con el nombre de la autora y su correspondiente aviso a la misma.   

www.teatroavante.com

(C) Fotografías Cortesía teatro Avante y Vilma Muises


 

 

 Index

 

Al indice Criticas y Comentarios

 

info@artexpresion.com