Psicología del Arte

  

Cuando una persona organiza un relato, ya sea poético, plástico o musical, nos está contando una línea de pensamiento.

Al hacerlo  organiza los espacios del lenguaje desde su punto de vista individual. 

 

Estos espacios están constituidos, no sólo por distintos tipos de lenguajes,  sino también por emociones  y recuerdos, como por ej: Qué interesante, cuando escucho esta canción me acuerdo de......o Esto es tan aburrido como lo que leí hace 10 años.....

 

Aquí estamos involucrando campos de fuerza lingüísticos, literarios, emotivos, cognitivos, racionales, anímicos, recuerdos, silencios.

Todos estos interactúan desde el punto de vista del autor, y también desde el punto de vista del espectador, oyente, o lector, formándose el tan ansiado diálogo o comunicación entre ambos.

 

Este diálogo comienza a darse cuando ambos ven el material desde el ángulo de vista de cada uno, logrando un punto de contacto o coincidencia y otras veces de rechazo.

 

Cada persona tiene su propia manera de ver las cosas. Esa mirada no es universal, ni temporal, cada uno tiene su punto de vista. A veces coinciden, otras no. Estos diálogos o puntos de vista, concordantes o no se pueden dar de dos maneras.

Desde el aquí y el ahora, o lo actual, pudiendo cambiar opinión en el momento, o desde el aquí y un concierto de Beethoven (el ayer)

O con una escultura de Miguel Angel, (El ayer, o sea que no es necesaria la coexistencia temporal.

 

También esa coincidencia ya sea favorable o no se puede dar por un recuerdo ,o tal vez una emoción.  ej: una canción nos evoca un momento de nuestra niñez,  o una mujer y un niño nos evoca un cuadro renacentista o una película que vimos tiempo atrás.

 

Hay algunos ejercicios prácticos que se realizan con pinturas de autores muy conocidas.

Como La Gioconda o La Piedad, o alguna obra de arte muy conocida.

Se le pide a la persona que observa la reproducción de una de estas obra, que relate por escrito lo que ve, tratando de no contar lo que sabe históricamente, sino sólo lo que ve ,es decir, que haga su propio cuento o relato.

 

En las respuestas, es raro que dos personas vean o relaten lo mismo, este mismo trabajo se hace con pinturas y dibujos de autores no conocidos, ejercitando así su manera de ver, para después en una etapa más avanzada, mostrarles los trabajos abstractos, en los cuales es más difícil ver, ya que la imagen no es real, pero igualmente se puede ver el color, la composición o tal vez descubran alguna imagen en la abstracción, como cuando miramos las nubes en el cielo, algunas veces vemos imágenes.

 

El resultado es muy variado, todas las personas tienen distintas maneras de ver, distintos puntos de vista; algunos ven y se emocionan, otros lo rechazan, es decir que el diálogo tan ansiado en la comunicación visual ,se da por lo positivo y por lo negativo y aún por el mismo rechazo.

 

Algunas veces esa imagen que se rechazó, comienza  conocerse a internalizarse, a verla y volver a verla, a comenzar a ser conocida, creando incógnitas y cuando después de muchos años, después de muchas vivencia transcurridas, se le vuelven a mostrar, es como si ya no le impactase tan negativamente,  inclusive a veces, puede ver algo imaginario figurativo, o evocador aún dentro de la misma abstracción.

 

Todas las personas, con su creatividad construyen desde su punto de vista individual, formas e ideas de un modo particular, como en una película o una narración, con la aceptación o el rechazo, inclusive a veces recortamos la realidad, de forma tal que vemos sólo lo que queremos ver, y por supuesto creemos lo que vemos, lo registramos y volvemos a construir, formando lo conocido a nuestra propia imagen, o sea armando los espacios y la sintaxis de nuestro propio mundo, no sólo del visible, sino del subjetivo.

 

Esta forma de ver y de construir puede ser vista en cualquiera de las artes: música, pintura, dibujo, escultura, fotografía.

 

Lo que pretende la Psicología del Arte, dice el Prof.Fernando Silberstein (l999) es registrar de ese modo particular, que uno tiene al construir la imagen, como con una cámara,  con un paneo del mundo.  

 

Cada persona  siempre construye ciertos espacios y no otros, dichos espacios quedan organizados de una manera determinada en su mundo visible. 

Esto es lo que se hace con cualquier obra de arte, tratando de encontrar la sintaxis que organiza el espacio poético, emotivo y particular, mucho más que el mundo real en sí, no existe para nada un mundo  total.

 

Así se va construyendo ese modo sintáctico que le es propio a cada autor en particular. 

Así cada persona desde su propio mundo interior, plasma o crea su sintaxis absolutamente individual. © 2000

 

Susana Weingast       

             sweingast@sinectis.com.ar               

                                

                       

 

  

 

 

Copy 2000 - Susana Weingast - Todos los derechos reservados. Permitida su reproducción total o parcial, sólo con el nombre de la autora y su correspondiente aviso a la misma.


Index

A lista de artículos